¿Cómo tiene que ser mi caja para enviarla?

tamanos-de-caja-para-envios-elegir

Esta es la pregunta que todos nos hacemos cuando tenemos que enviar algo. Da igual que sea ropa, que sean libros, que sea lo que sea, siempre nos quedamos pensando en esto… Lo primero es tener claro que no todas las cajas sirven para ser enviadas. Las cajas de cartón que se utilizan para algunas cosas de nuestro día a día, no son necesariamente las que recomendaríamos para hacer envíos internacionales o nacionales.

Por ejemplo, las cajas de zapatos, las cajas de fruta, o las cajas de cartón que podemos encontrar por la calle. ¿Las usaríais? Nosotros no os lo recomendamos porque se trata, en general, de cajas destinadas a productos de consumo o productos alimenticios de poco peso, y que no van a ser suficientemente fuertes como para aguantar cierto peso durante mucho tiempo.

Tened en cuenta que las cajas se van a apilar, y que no siempre va a tocar que la vuestra sea la de arriba :-)

Caja de cartón
Una cajita de cartón abierta

¿Qué tamaños de cajas PARA ENVÍO existen?

Tampoco es que haya en el mercado un tipo o tamaño de caja que pudiésemos considerar “estándar”, aunque si que es cierto que las que venden en las oficinas de Correos son las más populares y fáciles de encontrar en casi cualquier sitio. Los transportistas, cada uno tiene sus tamaños y medidas, por lo que dependerá de lo que realmente queramos transportar, de las medidas de nuestros objetos, y de la facilidad que tengamos en encontrar las cajas allí donde residimos.

En Correos, nos proponen una serie de medidas en su línea de productos “línea verde”:

  • Caja pequeña 230 x 140 x 80 mm
  • Caja mediana 317 x 215 x 125 mm
  • Caja grande 390 x 280 x 190 mm
  • Caja supergrande 590 x 390 x 390 mm
  • Caja trapecio 720 x 70 x (135 – 60) mm.
  • Caja ajustable 245 x 167 x 53 mm.
  • Caja de Bicicleta 137 x 75 x 25 cm.

Estas cajas pueden cubrir casi todas las necesidades más habituales en cuanto a envío de cualquier tipo de objeto. Tienen incluso un tamaño para enviar bicicletas y todo.

Otras empresas, tienen todo tipo de cajas de todos los tamaños, colores y sabores, que también podrían servirnos sin problemas.

Además, si queremos enviar objetos un poco más especiales o delicados, como puedan ser botellas de vino, o de aceite, las cajas deberán estar adaptadas para ello:

Caja de vino vacía
Caja preparada para transportar vino

Estas cajas tendrán unos separadores especiales para que las botellas no se golpeen entre sí. Así mismo, en el caso de transporte de botellas, os recomendamos que las protejáis con papel de burbujas, y así evitar al máximo cualquier rotura. Aunque eso sí es recomendable no enviar bebidas como vino, cerveza, etc de cristal, es muy frágil. Mejor plástico o brick.

Materiales de las cajas

Aunque haya cajas de todo tipo, de plástico duro, de plástico blando, de papel, de una capa de cartón, de dos, de tres, las más habituales son las que llevan al menos dos capas de cartón. El cartón ha demostrado ser el mejor material para este tipo de objetos, e incluso se construyen palés de cartón, ya que son muy duraderos, reciclables y reutilizables. ¿Quién no se ha fabricado nunca un juego o cualquier cosa con cartón usado de una caja o envoltorio?

Buscando un poco sobre el tema, encontramos una página donde tienen explicaciones sobre los diferentes tipos de cajas, capas, etc. Pero lo importante, resumiendo, es que las cajas tengan suficientes capas como para soportar el peso de lo que vamos a meter en ellas. Las capas del cartón se pueden ver a simple vista, tal y como se aprecia en la siguiente foto:

Capas de un cartón
Corrugado doble de cartón

Y vosotros, ¿qué tipo de cajas usáis para vuestros envíos?