Todo lo que debes saber para enviar objetos frágiles

Siempre que vayamos a enviar un paquete debemos tomarnos nuestro tiempo para empaquetar todo bien, ya que de ello dependerá que el paquete llegue en perfecto estado. Pero si además los objetos que queremos enviar son delicados o frágiles es aún más importante. Ya sabemos que existe un riesgo: durante el viaje puede sufrir un golpe y llegar dañado a su destino, pero siguiendo estas recomendaciones conseguiremos minimizar la posibilidad:

Siempre, siempre, siempre usa plástico de burbujas para envolver cada objeto, dale dos o tres vueltas hasta envolverlo bien y si hace falta fíjalo con cinta de carrocero. Esto parece muy obvio en el caso de copas, vasos y cosas de cristal, pero también se debe hace en el envío de cosas de madera, instrumentos,loza, ordenadores,etc.

Utiliza siempre la caja adecuada, es decir si es muy grande los objetos pueden “bailar” dentro de la caja y golpearse contra las paredes o bien la caja puede hundirse. En este caso te recomendamos que completes la caja con papel de embalar o periódicos.
Pero también debes evitar las cajas demasiado pequeñas para tu envío ya que si aprietas y cierras la caja a presión esta puede abrirse y volcarse, o puede verse dañada dado su volumen abultado.

Caja con medidas reales
La caja con las medidas reales sin abultar

Pon una especial atención con los objetos electrónicos, puedes pensar que no son tan frágiles, que no es cristal, etc, pero la realidad es que si lo son. El más mínimo golpe puede dañar su estructura interna. Por eso siempre te recomendamos que los envíes en su caja original, poniéndola dentro de otra caja y rellenando con plástico de burbujas o papel de embalarla caja.

Y no olvides consultar siempre nuestra lista de artículos prohibidos.